¿Quieres amamantar a tu bebé pero tu horario de trabajo te lo “impide”?

Por: La Bebeteca

Para las madres que trabajan, la lactancia materna se vuelve un reto muy importante, ya que el tiempo para darle de comer a sus bebés se reduce. Además, ya no tienen la flexibilidad para estar con ellos cada vez que piden ser amamantados.

También, el proceso mismo se vuelve menos gratificante ya que tienen que extraerse leche de modo manual en un cuarto o baño solitario en vez de poder compartir estos lindos momentos con sus bebés.

Si este es tu caso, debes recordar que la leche materna es sumamente valiosa para el desarrollo saludable de tu bebé. Por lo tanto, te recomendamos que busques la forma para seguir amamantándolo hasta que tenga por lo menos seis meses. Con dicho fin en mente, t de las muchas mamás que trabajan y siguen dándole leche materna a sus bebés:

  • Si vas a complementar la lecha materna con fórmula, intenta amamantar siempre que estés cerca de tu bebé, aunque sea solo una vez al día.
  • Si no tienes quien te ayude en casa, busca una guardería que apoye la lactancia materna. De este modo podrás extraerte la leche en casa o en la oficina y luego dárselas para que se la den a tu bebé. También pídeles que te permitan amamantar ahí mismo para que puedas darle de comer a tu bebé justo antes de dejarlo y también cuanto lo recojas.
  • Si tienes quien te ayude en casa (los abuelos, los tíos o una niñera), asegúrate de darles instrucciones claras de cómo calentar la leche materna, en qué momento deben dársela a tu bebé y cómo es la mejor forma de dársela. Cabe mencionar que a los bebés menores de 4-5 meses se les debe dar de comer cada vez que lo pidan, mientras que a los bebés mayores a los 6 meses se les puede empezar a poner una rutina.
  • Empieza a extraerte leche desde 4-6 semanas antes de que regreses a trabajar. Esto te permitirá perfeccionar tu técnica de extracción y tener una reserva de leche.
  • Introduce el biberón con leche materna unas 4-6 semanas antes de regresar a trabajar para asegurarte de que tu bebé se sienta cómodo con el. Además, con esto ayudarás a que tu bebé se vaya acostumbrando.
  • Comunícate con tu empleador para que entienda la importancia que la lactancia materna tiene para ti y para tu bebé. Explícale el proceso que vas a seguir para extraerte y guardar la leche. Explícale, por ejemplo, que vas a necesitar tomarte 4-6 descansos de aproximadamente 20 minutos para extraerte la leche durante el día.
  • Si tu trabajo te lo permite, trata de convencer a tu empleador para que te autorice trabajar desde tu casa (ya sea el día entero o medio día).

Convencer a la gente de la importancia de la lactancia es difícil, pero lo importante es que no te rindas. Entre más mujeres que trabajan exijan su derecho a seguir con la lactancia materna, más cambios estructurales habrá en las empresas.

Fuente: www.labebeteca.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *