La mujer en las empresas

Por Imanol Belasteguigoitia Rius – Director del Centro de Desarrollo de la Empresa Familiar (Cedef)

La inserción de la mujer en el ámbito laboral cambió la sociedad. Si eres mujer y trabajas, ¡aprende a equilibrar tu vida personal con la profesional!

La inserción de la mujer en las empresas ha traído cambios sustanciales en diversas dimensiones de la vida cotidiana, y posiblemente el impacto más significativo sea sobre la familia. Esto ha tenido también una influencia notable sobre el hombre, desde su propia identidad hasta el papel que juega en el hogar.

En el pasado, en ausencia de la mujer en el campo laboral, una mayoría abrumadora de hombres, en su calidad de proveedores de la familia, ejercían un liderazgo indiscutible, que hoy muchos comparten e incluso han cedido a su mujer, a consecuencia de un cambio de roles. Ella se ha vuelto también proveedora, situación que cambia la naturaleza misma de su relación. “¡El (la) que paga manda!”, dice un refrán popular.

Desafortunadamente, muchos hombres consideran que la provisión de dinero les da derecho a controlar a sus mujeres y que legitima su poder en la relación de pareja. Al momento de que la mujer es remunerada y se vuelve también proveedora del hogar, las relaciones con su marido cambian y en muchas ocasiones ella gana independencia.

También es cierto que algunos hombres tienen problemas para aceptar que su mujer se desempeñe profesionalmente, pues consideran que es un rol que les corresponde a ellos. Existen innumerables casos de mujeres que son maltratadas por sus maridos, y ante la imposibilidad de ganarse la vida, mantienen situaciones insufribles.

Otras han tenido mejor suerte jugando roles tradicionales, al encontrarse con un compañero comprensivo que las ama y valora. Como padre de una hija (y tres hijos) no me queda duda de que a nuestras mujeres hemos de prepararlas concienzudamente para que sean felices y esto incluye darles todos los elementos para que sepan ganarse la vida.

“No te cases con el notario, sé tú el notario”, le decía un amigo de mi padre a su hija, que hoy es una alta ejecutiva de un banco en España. Sí, que tengan las mismas oportunidades que sus hermanos varones, que elijan sus caminos y como dice Serrat en una bella canción…. “Y que un día nos digan adiós”.

Desde hace varias décadas, hay un debate intenso sobre la conveniencia de la participación de la mujer en el mundo laboral. Hay quienes las ven como algo necesario y conveniente para mujeres (y hombres), al hacerlas más preparadas y capaces de ganarse la vida y menos dependientes económicamente de sus maridos. Por otro lado, existen personas que critican esta participación laboral, ya que suponen que ha impactado negativamente sobre las familias y el desarrollo de los hijos.

Al margen de este debate, es un hecho que el día de hoy es posible encontrarlas en cualquier posición dentro de las organizaciones, aunque es menos frecuente que ocupen cargos de alta dirección. A este fenómeno que las limita se le conoce como el “techo de Cristal”, que actúa como una barrera invisible que se opone al ascenso profesional de las mujeres. Éste, bien puede ser propiciado por el ambiente masculino propio de las organizaciones, que ven con desconfianza el que los puestos de jerarquía sean ocupados por mujeres.

La relación de pareja
La mayoría de los mexicanos deciden casarse, tener hijos y crear familias. Para estos casos está destinado el siguiente análisis sobre conciliación de roles en trabajo y familia.

En la relación tradicional de pareja hay una clara división de roles, y esto es más notorio en matrimonios con hijos menores. El rol principal del padre es el de proveedor y el de la madre se relaciona con el cuidado del hogar y de los hijos.

La incorporación de la mujer al ámbito laboral implica un cambio de roles con relación al caso anterior. En este caso es posible observar un desplazamiento de ella hacia el trabajo, dejando un vacío en la familia. Muchas parejas desempeñan estos roles por necesidad, con el fin de compensar el hueco familiar de formas muy diversas, como por ejemplo con la ayuda de chicas de servicio y parientes como los abuelos y tíos.

Este esquema suele requerir de la participación de los hijos en las labores domésticas, e incluso se vuelve necesaria una mayor presencia del padre en el hogar. Esta combinación de roles puede representar la única salida para familias que aspiran a proporcionar a sus hijos un mejor nivel de vida, aunque puede tener costos importantes en familia debido a su desatención, sobre todo cuando hay niños pequeños.

También existen casos complejos –que en ocasiones incluso pueden ser dramáticos– que desafortunadamente son muy comunes en la sociedad mexicana. Se trata del rol de la mujer en ausencia de su pareja, que se amplía con la intención de proveer y a la vez cuidar a la familia. En este caso la mujer realiza un doble papel.
En la práctica, este rol es desgastante y difícil de cumplir, ya que ambas dimensiones suelen demandar gran atención y sólo existe una persona para realizarlos.

La ausencia del hombre puede darse en dos sentidos: a) por una ausencia real, cuando en verdad él no está en el hogar por diversas razones como una separación, divorcio o muerte,  y b) por una ausencia virtual, cuando el hombre, aún estando presente en el hogar, no cumple con una función de proveedor ni realiza labores domésticas y de asistencia de los hijos, desatendiendo simultáneamente las dimensiones de trabajo y familia.

Existe la posibilidad de flexibilizar los roles tradicionales tanto para el hombre como para la mujer y esto puede ser una opción interesante para muchos matrimonios y, de hecho, son muchas las parejas que lo ponen en la práctica el día de hoy.

Para ello es precisa una adecuada coordinación en la pareja, donde la cooperación por parte del hombre en el eje de familia es esencial. Entonces, hombre y mujer intentan conciliar razonablemente su vida familiar con su trabajo.

Cuando hay una combinación de roles, en el caso del hombre la orientación hacia el trabajo es mayor que hacia la familia, y en el caso de la mujer la orientación a la familia es mayor que la del hombre, pero también está orientada hacia el trabajo.

En el caso de que resulte conveniente, podría optarse por cambiar roles, obligando a que el hombre destine más tiempo a labores del hogar que la mujer. Aunque esta práctica no es común, conozco matrimonios que han logrado establecer exitosamente una relación de este tipo. También conozco casos en que este cambio de roles genera una presión que no les resulta fácil manejar.

El balance trabajo y familia
El modelo anterior propone una combinación de roles en que hombre y mujer se orientan simultáneamente a familia y empresa, aunque con intensidades diferentes en cada una de estas dimensiones. Puede ser utilizado con gran eficacia en el caso de las mujeres que laboran en la empresa de su familia, siempre y cuando estas organizaciones estén dispuestas a ser flexibles para permitir el desarrollo integral de sus mujeres.

En el caso de una mujer que trabaja en la empresa familiar y en algún momento desea casarse o ser madre, mi consejo es que se establezca un nuevo esquema de trabajo, sin que por ello deba relajarse el nivel de exigencia. Esta flexibilización podría consistir principalmente en el otorgamiento de horarios de trabajo más cómodos y permisos más frecuentes para ausentarse cuando la familia lo requiera. Dependiendo de la naturaleza del trabajo, podría permitirse la realización de algunas labores fuera de la oficina.

Pero la realidad es que muchas veces, ante la noticia de un casamiento o embarazo, la familia piensa que la mujer ya no tendrá el mismo nivel de compromiso con la compañía y que, al final, tendrá que elegir entre alguno de sus roles. Si bien esta consideración podría ser cierta en algunos casos, hay muchas ventajas con las cuales una mujer puede compensar esta situación, como su sensibilidad y el nivel de responsabilidad, sólo por citar algunas.

Según la psicóloga española Carolina Pérez Dueñas, de la Universidad de Granada, “el hombre se dedicaba a cazar y traer comida para la familia, desarrollando una gran orientación para localizar a sus presas. Se sentía valorado por su trabajo y no necesitaba valorar las relaciones con los demás. Él era el buscador de comida. La mujer aseguraba la evolución de la especie, cuidando a los bebés y controlando los alrededores de la cueva. Desarrolló una gran orientación en distancias cortas y la percepción de los pequeños cambios en la conducta de los niños y adultos”.

Este “sexto sentido” de las mujeres debe ser bienvenido en las empresas. De hecho, estas organizaciones suelen tener las puer-tas abiertas para ellas, sobre todo si son parte de la familia propietaria. Si las mujeres se desarrollan en un ambiente de libertad, donde les sea posible cumplir con un mínimo de sus obligaciones familiares, es común que florezcan realizando aportaciones muy valiosas a favor de sus organizaciones.

A veces, los hermanos o primos varones de una mujer pueden ver en ella una competencia en su carrera para ocupar el puesto de dirección, aunque también es posible que estén convencidos de que no podría con el peso de la responsabilidad de ser líder una vez que crezca su familia. Quizá tengan razón, pero una mujer siempre merece la oportunidad de demostrar su interés en el trabajo y su capacidad. Es una pena que mujeres valiosas sean descartadas de la posibilidad de ser sucesoras, simplemente por el hecho de ser mujeres.

 Sacado de: https://www.entrepreneur.com/article/263615

Mamá 4.0: Logra el equilibrio entre el trabajo y la familia

Por: David Lepe

Con el pasar de los años el rol profesional de la mujer ha cambiado y, por consiguiente, la forma de afrontar la maternidad.

Las madres de la nueva generación desean tener cubierto cada espacio de su vida: Buscan ser profesionales de éxito y estar actualizadas, como lo demuestran los últimos estudios de ManpowerGroup, en el que se refleja que las mujeres superan en número a los hombres universitarios que se gradúan, en 95 de 144 países estudiados.

Esta especie de revolución demuestra que las nuevas mamás han encontrado varias formas para que cada aspecto de su vida reciba un poco de atención.

“En la actualidad, las mamás juegan varios roles en la sociedad, por lo que pueden fácilmente desgastarse si no encuentran una válvula de escape que las equilibre”, indicó Ximena Santizo, Senior Strategic Recruitment Consultant

Para alcanzar este equilibrio en la vida, hay que implementar nuevas herramientas. ManpowerGroup presenta algunos consejos que seguramente ayudarán en el proceso.

Libérate de la culpa

El primer paso es cambiar de actitud. “No te sientas culpable porque no puedes llegar a todas las reuniones del colegio o porque te perdiste la cena de cumpleaños de tu amiga y no visitas tan seguido a tus familiares”, explica Santiso.

Cuidar cada aspecto de la vida no significa estar en todas y cada una de las actividades. Distribuye tu tiempo y aprende a disfrutar del hoy y el ahora. La vida es de momentos, intenta que cada uno de ellos valga la pena.

Organízate

  • Para vencer la ansiedad no hay mejor herramienta que la organización. La mamá debe mantener una agenda con tiempos reales.
  • “No desesperes si no puedes alinearlo a la primera, toma tiempo acostumbrarse, y si tienes la suficiente disciplina para apegarte a ella, seguramente tendrás éxito”, explica la agencia Manpower.
  • Aprovecha las herramientas tecnológicas, hay muchas aplicaciones que pueden ayudarte con este aspecto.

Acepta y pide ayuda

“No eres superpoderosa, y necesitas un respiro de vez en cuando; es importante que las tareas las distribuyas con tu pareja, esto afianza la relación y existe mayor sentimiento de pertenencia, alguna vez requerirás quedarte en la oficina o participar en alguna comida de trabajo”, explica la experta.

Es importante que puedas sentirte segura de que tus hijos estarán bien si tú no estás presente en alguna oportunidad.

Un tiempo para ti

En tu agenda busca espacios para capacitarte, ejercitarte y disfrutar de las cosas que te hacen sentir plena. Debes ser una madre completa, sana, equilibrada y exitosa.

Con información de ManpowerGroup/publinews.gt

6 lecciones que todos pueden aprender de las mamás trabajadoras

Por: InfoJobs

La maternidad es una elección personal, pero lo que es seguro es que, al ser madre, tu vida cambia por completo. Horarios, responsabilidades, prioridades. La vida da un vuelco y, a pesar de que al principio puede parecer todo una locura, acabamos sacándolo adelante.  Al final, tienen mucho que aprender de las madres trabajadoras y de sus cualidades en el mundo laboral.

Echa un vistazo a la siguiente infografía para descubrir 6 lecciones que todos pueden aprender de las mamás trabajadoras:

Texto de: infojobs.net

Motiva a tu hijo en su regreso al colegio

POR: MAMÁ POR TRES

Con la llegada del mes de septiembre, retomar las clases puede generar en su hijo el síndrome postvacacional. Regresar al aula aumenta el nerviosismo y ansiedad del niño frente a la idea de volver a la rutina escolar. Enfrentarse a un nuevo año con nuevos compañeros y profesores manifestará ansiedad e irritabilidad al encontrarse con nuevos retos. A continuación, Mamá por tres te comparte pautas básicas para motivar a tu hijo a ir sin miedo en su vuelta al colegio.

1. Ser positivo:

Al igual que los hijos, los adultos pueden sufrir una depresión postvacacional luego de reanudar el trabajo con más fuerza.Si atraviesas esta situación, no es aconsejable exteriorizar tu actitud hacia tus hijos. Recuerda que los niños aprenden por imitación. La mejor opción es mostrarse de buen ánimo y alegre frente a una nueva temporada de retos, su comportamiento puede lograr que sus pequeños afronten el inicio escolar con la misma actitud.

2. Comprensión sin agobio:

En los primeros días de clases siempre es surge la curiosidad de preguntarle a su hijo cómo le fue durante la clase. En la mayoría de casos, lo más probable es que no le apetezca contar muchos detalles. Por ello, es necesario no agobiarlo con preguntas dado que con el pasar del tiempo se irán abriendo al sentirse más relajados. Su función es estar cerca y disponible para escuchar a su hijo cuando desee contar sus experiencias y sentimientos respecto a su regreso al colegio.

3. Altibajos:

Cuando un niño no se encuentra con buen ánimo se manifiesta mediante irritabilidad y una baja energía. Observar este comportamiento sirve de indicativo para detectar ansiedad frente a los cursos o uno en específico. La mejor solución es compartir una anécdota personal de cómo superaste tú alguna situación similar en el pasado o el método que utilizas para enfrentar ahora a circunstancias difíciles.

4. Recuerdos divertidos:

Recuerda con tu hijo anécdotas pasadas divertidas acontecidas en el colegio. Del mismo modo, fomenta nuevos recuerdos con tu pequeño al quedar para salir después de clases con algún compañerito suyo del colegio.

5. Educación familiar:

Diversos especialistas señalan que los padres no pueden dirigir todo el peso de la educación de sus hijos en los profesores. Su formación no termina en el colegio sino continúa en el hogar. Los profesores solo son colaboradores en el proceso ocupando un segundo lugar.

Esperamos estos sencillos consejos te ayuden a motivar a tu hijo en el regreso a clases.Aparte del cumplimiento de las tareas, se debe tener en cuenta darles tiempo para descansar y jugar durante el año escolar.

Texto de: mamaportres.com

EVENTO – Estrategias empresariales para liderar la fuerza de trabajo del futuro MAMÁS 4.0

TE INVITAMOS A SER PARTE DEL FUTURO Y A MARCAR UN HITO EN LA HISTORIA.

1er evento a nivel nacional que dará a conocer las competencias y capacidades de las mamás profesionales y porqué las empresas deben considerar su contratación como una estrategia de crecimiento económico.

En el evento se presentarán los resultados de un estudio que develará el ADN de la madre profesional ecuatoriana.

Contaremos con Rania Anderson como Keynote Speaker. Ella es Co – fundadora de The Way Women Work. Que presentará estrategias que permiten que las empresas ganen más dinero al equipar a los líderes para reclutar, retener y avanzar intencionalmente a las mujeres. Es coach de negocios ejecutivo y autora del libro: Indestructible: los Seis hábitos de éxito de las mujeres en las economías emergentes.

Además de la presencia de líderes de opinión importantes en la industria ecuatoriana en nuestro FORO.

AGENDA DEL EVENTO

  • INVESTIGACIÓN: Resultados del Estudio de competencias de mamás profesionales (IPSOS – Julia Helena Carrillo)
  • CHARLA: Cómo liderar a la fuerza del trabajo del futuro  –
    (Kudert – Daniel Dávalos)
  • KEYNOTE: The Way Women Work – Rania Anderson
  • FORO: Experiencias y prácticas en la contratación de mamás
    Robert Watson – Confiteca, 
    Pablo Zambrano – CIP, 
    Fernando Quevedo – BID, 
    Roberto Estrada –Deloitte

La inversión del evento es de $20,00 valor que se podrá cancelar en efectivo o tarjeta de crédito el día del evento o con una transferencia bancaria a:
LILA C.L.
RUC. 1792762057001
Cta Cte Banco Pichincha
#2100154614

Reserva tu cupo aquí: https://goo.gl/forms/a49oJaAjLWsORwr82

RAZONES POR LAS QUE EMPRESAS DEBEN CONTRATAR A MAMÁS

POR: EN TUS ZAPATOS

Este tema es una realidad de la que muchas no hablamos por no darnos cuenta o por pensar que no a todas les afecta de la misma manera y  debemos “aguantar” exigiéndonos  mucho más de lo que ya nos exigimos. Se habla de los cambios en el mundo laboral, de la  igualdad,  superación y oportunidades para las mujeres en las empresas, pero la realidad es que aunque existe un vuelco inmenso de mujeres entrando al mundo laboral (por necesidad económica o personal),  la sociedad y muchas compañías aún no se adaptan en su totalidad a este cambio.  ¿Por qué digo esto?

  1. Porque la responsabilidad de la familia sigue recayendo casi en su totalidad en la mujeres, teniendo ellas que cumplir con ambas tareas (en muchos casos la del hogar esta subvalorada pese a ser indispensable para el desarrollo de la familia y la sociedad)
  2. Muchas compañías aún no proporcionan flexibilidad a mujeres que son o quieren ser mamás y por ende ellas dejan de cumplir con algunas tareas del trabajo o se ven obligadas a sacrificar su vida personal y tiempo con sus hijos  para cumplir con los estándares de las empresas y evitar perder sus empleos.

Aquí algunos datos interesantes:

  • Muchas mujeres a diferencia de 20 o 30 años atrás tienen la presión de educarse y prepararse profesionalmente: Hay más mujeres que hombres graduándose de Universidades en Estados Unidos y Europa (60% vs 40%)
  • Los hombres siguen ocupando la mayoría de los  puestos altos en corporaciones:  CEO mujeres en compañías Fortune 500 cumple record con solo un 3% (15 mujeres y 485 hombres!)
  • Las mujeres ganan menos que los hombres ocupando el mismo puesto (30% menos en LatinoAmerica y 19% menos en USA)
  • En Latinoamérica en 1990 solo el 37% de las mujeres trabajaban (hoy el 54%) y los hombres representaban el 80% de la fuerza laboral (hoy el 70%). En Estados unidos hay más mujeres empleadas que hombres (51% vs 49%)

Sin duda se cree que el hombre tiene un mayor compromiso con el trabajo que la mujer, por el simple hecho que las mujeres tenemos más responsabilidades que los hombres – cierto. Pero es contraproducente que las empresas subestimen el trabajo femenino y no se den cuenta que mientras más flexibilidad tengan sus empleados (si la necesiten), más productivos serán. Por otro lado, muchas empresas no se dan cuenta de los beneficios de tener a mamás en sus equipos.

Aquí quiero destacar 5 razones por las que las empresas deben contratar a mujeres, más aún si son MAMAS (basado en estudios recientes):

  1. MAS RESPONSABLES: Las mujeres en promedio son más responsables, están más abiertas al cambio y demuestran mayor orientación al éxito que los hombres.
  2. MAYOR RESPONSABILIDAD Y PERCEPCION: Las mujeres presentan una mayor deseabilidad social, esto significa que tienen una mayor sensibilidad a las presiones en el entorno laboral, y que se comportan de acuerdo a la situación.
  3. MULTI-TASKING: Las mujeres (sobretodo si ya tienen el “master” de ser mamás) pueden cumplir con más de una tarea a la vez  y se encuentran más orientadas al objetivo.
  4. MAS PRODUCTIVAS EN MENOS TIEMPO:  ¡los resultados son los que cuentan, no las horas! La realidad es que las mamás no tienen tiempo que perder. Ellas realizan su trabajo en un tiempo reducido ya que deben salir más temprano para cumplir con “su otro trabajo” (la familia). Quienes son mamás se obligan a trazar metas y enfocarse en cumplirlas, aprenden a decir que no y a priorizar. Al final, Que importa màs? Que un empleado se vaya a las 5 pm habiendo cumplido con sus responsabilidades o el que se queda hasta las 8 pm pero paso mitad del día en Facebook o leyendo emails personales?
  5. PROMOVERAN LA CULTURA DE LA EMPRESA: Las empresas no deberían tener miedo de dar flexibilidad y  promover el balance personal-profesional. Esto contribuirá a tener más empleados comprometidos, contentos  y que trabajar de manera más inteligente. Específicamente las mamás valorarán esto enormemente y crearán una absoluta lealtad y entrega a su trabajo y empresa.

    Amigas, si están regresando de dar a luz o se han tomado un tiempo fuera por dedicarlo a sus hijos, es normal que se sentirán inseguras, con miedos – créanme que lo vencerán y se pondrán al día en menos de lo que se imaginan, vienen con más fuerza y con un MASTER, el master de ser mamá.

    En general a todas las mamás que trabajan, quiero que sepan que no están solas, sobretodo cuando ese sentimiento de culpabilidad, de sobrecarga, de “querer explotar” las invade. No somos nosotras (las mamás) quienes debemos volvernos locas tratando de adaptarnos a la ecuación de muchas empresas sino las compañías y sociedad quienes deben adaptarse poco a poco a esta realidad, valorando los resultados y beneficios que traemos las madres al mundo laboral.

TEXTO DE: entuszapatosblog.com

3 Consejos para implementar un horario flexible en su empresa

por: Ana Maria de la Espriella

El horario flexible laboral les permite a los colaboradores ser los encargados de gestionar su propio tiempo. La idea del horario flexible es que los miembros de la organización tengan la oportunidad de coordinar su tiempo laboral con su tiempo personal. Estudios afirman que hacer actividades recreativas trae beneficios físicos y mentales; realizar diariamente este tipo de actividades puede llegar a reducir el estrés y la depresión. De esta forma los miembros de la organización van a tener una mejor calidad de vida al tener un equilibrio entre las actividades laborales y las actividades personales.

Encuentre acá: Productividad: 5 Claves para administrar el tiempo eficientemente

Para las empresas hoy en día es un gran reto poder gestionar de manera adecuada el tiempo de todos sus miembros en su puesto de trabajo. En su gran mayoría, la mejor manera para retener el talento no es tanto aumentar los salarios o los beneficios que puede traer un plan estructurado de compensación, sino adoptar políticas de horario flexible laboral. Está comprobado que a partir de cierto nivel de ingresos, el trabajador se siente más motivado con otro tipo de incentivos, como el horario laboral flexible como uno de los principales.

Lea también: Los beneficios laborales preferidos por los millenials

La gran mayoría de las empresas de hoy se están concientizando acerca del impacto que tienen los horarios laborales sobre la productividad de sus miembros. Más horas laborales no significa mayor productividad laboral. Algunos estudios también han demostrado que el mayor tiempo para sostener la concentración es de 20-25 minutos. El horario flexible en muchas empresas presenta una serie de beneficios tanto para los resultados y metas propias de la empresa, como para los colaboradores.

Los siguientes son algunos consejos que las empresas pueden tener en cuenta a la hora de establecer y manejar horarios flexibles.

  1. Establecer un horario fijo-variable:

En esta opción la empresa le muestra al colaborador diferentes opciones de horarios laborales para que este escoja. Una vez se haya elegido uno de estos, este se convierte en el horario fijo obligatorio.

  1. Horario flotante:

En esta opción, el colaborador elige su hora de entrada y una vez haya ingresado, el colaborador debe cumplir con las horas establecidas que marca su jornada laboral.

  1. Horario libre:

En esta opción, el colaborador elige gestionar su horario laboral de manera independiente y libre siempre y cuando se cumplan con los objetivos que la empresa le exige.

Recomendamos: El Top 10 de empleos con mayor equilibrio entre vida personal y laboral

Negociar y establecer los horarios desde un principio no solo permitirá generar una confianza entre el colaborador y la empresa, sino que también proporcionará una serie de beneficios personales para el colaborador y para la organización.

Los principales beneficios que obtiene una empresa cuando existe un horario flexible laboral y una buena gestión de esta, son los siguientes:

  • Mejoramiento del clima laboral dentro de la empresa.
  • Incremento del rendimiento y de la productividad de los colaboradores.
  • Reducción del absentismo de la empresa.
  • Incremento en la satisfacción y motivación del colaborador.
  • Reducción en los niveles de “burnout” o sobrecarga laboral.
  • Incrementa el “engagement” o compromiso de los colaboradores

Lea más acá: Los 10 pasos para incrementar su productividad laboral

Para comenzar a fomentar el horario flexible laboral para los colaboradores, se debe promover una cultura de confianza por parte de los líderes hacia sus miembros. Además, la cultura sobre el buen manejo del tiempo también debe ser impuesta para que la organización pueda observar buenos resultados sobre la productividad laboral. Los colaboradores deben comprender que no se trata de trabajar menos horas, sino de conseguir una buena distribución de su tiempo.

Texto de: acsendo.com

Empoderamiento, otro efecto de la maternidad en la mujer

El termino empoderamiento se refiere a ese proceso que permite a las personas confiar en sus capacidades y tener la fortaleza para impulsar cambios evidentes en sus sociedades. Como sabemos, en la actualidad el empoderamiento de la mujer se ha tomado en cuenta para favorecer el desarrollo económico y social, porque se ha involucrado en muchos procesos productivos de cada nación.

En tal sentido, según la empresa de comunicaciones Grey de origen estadounidense, sus estudios han revelado que la maternidad es un proceso ideal que produce el empoderamiento de la mujer. Considerando que este efecto se suma a uno de los muchos que resultan de la maternidad, tiene mucho sentido que durante siglos las madres se hayan convertido en heroínas en todos los aspectos.

El empoderamiento provoca cambios significativos en las personas, las cuales a su vez trasmiten su crecimiento personal al impulso económico, social y político de cada sociedad. En consecuencia, se estima que las mujeres cuando se convierten en madres desarrollan un pensamiento positivo en cuanto al futuro y su propósito en la vida.

Características del empoderamiento como efecto de la maternidad

Como es sabido, muchas mujeres se han dedicado a consolidar su posición a nivel profesional de manera permanente, esto las obliga a posponer la maternidad hasta tanto sea posible. Sin embargo, una vez que la mujer ha escalado positivamente los principales peldaños de su crecimiento profesional, puede resurgir mediante la maternidad como colofón de sus proezas.

Según los expertos, una mujer profesional que se convierte en madre después de ascender en su empresa, es capaz de fortalecer sus capacidades porque se vuelve de alguna manera superior al sexo opuesto. La maternidad la llena de virtudes que no conocía y la convierten en una referencia de sacrificio inigualable; puede hacer cosas que los hombres no pueden aun estando ellas en un momento delicado.

De manera que, la maternidad en sí misma permite a las mujeres empoderarse con una característica única, la cual la coloca en su momento ideal, está completa y puede procrear. Para las investigaciones se toma en cuenta que aun las mujeres sin hijos podrían llegar a empoderarse con la maternidad, pues se trata de una capacidad máxima y superior en muchos sentidos.

Las principales características a considerar en esta clase de empoderamiento, son las siguientes:

  • Para estar completa, una mujer podría estar determinada a cumplir sus principales roles sociales. Luego de ser profesional, esposa e hija, es muy importante que pueda también ser madre; por esta razón, la maternidad podría convertirse en un estado perfecto para ella.
  • Una vez logrado el cometido, el propósito se extiende al mejoramiento de sus funciones. Ninguna mujer quiere perder el crédito que ha ganado; es decir, ahora le corresponde ser buena en todos sus roles.
  • Desfallecer ante el estrés y la complicación de su nueva faceta, no es una opción para la mujer, quien se siente capaz (y lo es) de cumplir efectivamente con sus objetivos profesionales, al tiempo que es madre, esposa e hija.
  • Conseguir el éxito en la mayoría de sus funciones es vinculante con las explosiones de empoderamiento que podemos evidenciar en la mujer. En este particular, la maternidad te permite desarrollar capacidades que no reconocías en ti misma y que ahora te motivan a luchar por lo más importante que tienes: tu hijo.
  • La lucha por incursionar en el mercado laboral o trascender a nivel de derechos sociales, forma parte de la identidad femenina; por lo cual, conseguir hacer vida en la mayoría de estas funciones es un triunfo personal.
  • A nivel domestico, la madre es vista por sus hijos como un ser lleno de virtudes; algo que ha ido calando en el inconsciente de ellos debido a las acciones de mamá. La mujer no hace alarde de sus capacidades sino por medio de la perfección en sus acciones; lo hace a través de la dedicación y el amor a sus hijos.
  • Los valores que se forjan desde la cotidianidad pueden generar perspectiva en las futuras generaciones. Por lo tanto, dependiendo de cada cultura, las hijas imitan a sus madres y se nutren se su empoderamiento, los hijos reconocen la razones por las cuales mamá es privilegiada en muchos aspectos con respecto a papá.
Texto de: eresmama.com

6 consejos para trabajar desde tu casa cuando tu hijo está de vacaciones

Por: 

Trabajar desde tu casa suele ser una ventaja, excepto cuando los niños salen de vacaciones. Si los padres y profesionales no logramos organizarnos, el verano puede llegar a ser un verdadero caos de tres meses. Sin embargo, aquí te dejamos estos consejos para hacerte la vida un poco más fácil, ayudarte a organizar tu tiempo, y sobre todo, para que logres llegar al final del verano enamorada más que nunca de tus pequeños.

Si tu trabajo se basa en casa y cuentas con tus hijos en las vacaciones de verano, pues a armarse de paciencia se ha dicho y a jugar con la flexibilidad.

6 CONSEJOS PARA TRABAJAR DESDE TU CASA CUANDO TU HIJO ESTÁ DE VACACIONES

  1. Inscribe a tu hijo en actividades o un campamento de verano: si está en la medida de tus posibilidades, planea algunas semanas de campamento durante estos meses. De esta manera tendrás tiempo de trabajar durante los días que los niños se encuentran afuera de la casa y una vez que llegan, ya sea en la tarde o al mediodía, puedes dedicarte a ellos.
  2. Establece horarios para todo: organiza tu horario de acuerdo a tu productividad, aunque sin perder de vista el horario de los niños y sus necesidades. Recuerda que son niños y como tales no entienden de plazos ni “deadlines”, llamadas por teléfono y mucho menos de reuniones importantes con clientes.
  3. Ten un espacio de trabajo: Organiza tu espacio para trabajar, si te funciona mejor durante las vacaciones mudarte a trabajar en una mesa más cerca de los niños y poder mirarlos mientras juegan pues hazlo, es temporal. O si, por el contrario, necesitas silencio escoge un cuarto de la casa para trabajar durante algunas horas separada de los niños.
  4. Coordina las tareas: Muchas maestras mandan tarea durante el verano, de manera que los niños no pierdan su nivel o se queden atrás al comienzo de año escolar. Yo muchas veces trato de coordinar las tareas de mi hija junto con algún trabajo sencillo que tenga que hacer en la computadora, de manera que las dos estemos sentadas y concentradas por algún periodo de tiempo.
  5. Organiza las llamadas de trabajo: trata de coordinar tus llamadas en un horario donde creas que tus hijos te dejarán espacio para hablar con tranquilidad. Si tienes un bebé, por ejemplo, un buen momento es la hora de la siesta.
  6. Aprovecha tu flexibilidad laboral: aprende a ser flexible y a adaptarte, especialmente en esta época. Al fin y al cabo, los niños son niños y están de vacaciones. Si les sale un plan inesperado durante tu horario de trabajo, piensa si puedes hacer tu labor un poco más tarde o quizás al día siguiente. El esfuerzo vale la pena porque los hijos crecen muy rápido.
Texto de: hispanaglobal.com