¿Por qué es necesaria la cooperación entre las mujeres?

Encontramos este texto en msn noticias, y nos pareció muy interesante compartirlo con ustedes. ¡Qué lo disfruten!


Se dice a menudo que las mujeres que alcanzan puestos directivos no se apoyan entre sí, sino que rivalizan entre ellas. Puede que esa afirmación solo sea una más de las desacreditaciones de la sociedad patriarcal en la que vivimos. O puede que tenga sus razones.

En Ecuador, solo el 18% de las Gerencias Generales ocupadas por mujeres. (Deloitte, Mujeres2018)  Las cifras nos dicen que aún queda un largo camino por recorrer y que, entremedias, debemos deshacer los estereotipos que afirman que las mujeres no nos apoyamos.

La sociedad en la que nacemos es competitiva, nos enseña desde la infancia que tenemos que ser los mejores y luchar por los primeros puestos. Somos muchos y el pastel para repartir es muy pequeño.

Sin embargo, las niñas aprenden pronto que su rival no es el hombre porque no van a poder competir con él: sus padres, sus maestros, todo el mundo considera que un niño es valiente y fuerte, mientras que una niña no pasa de ser una bella princesita. Con el tiempo, muchas mujeres han interiorizado que tienen que ser competitivas, sí, pero han asumido que no deben serlo en relación con los hombres, porque ellos ya nacieron con el papel protagonista asignado. Por lo tanto, solo les queda competir con otras mujeres.

No es esta mi experiencia. Siempre he trabajado muy a gusto con mujeres y, en la medida de mis posibilidades, he contribuido a colocarlas en la posición que merecen.

Las mujeres, al igual que los hombres, debemos velar por apoyarnos. Estas son algunas formas de conseguirlo.

  1. Estar atentos a las barreras que se ponen a sí mismas las mujeres para su desarrollo profesional. Hay que promover su participación en todos los ámbitos y posibilitar su acceso a los cargos de responsabilidad.
  2. Facilitar la corresponsabilidad en los espacios privados. De cada 14 personas que no pueden trabajar por tener que asumir responsabilidades familiares, 13 son mujeres.
  3. Las dobles jornadas no deben recaer exclusivamente sobre las mujeres.
  4. Procurar apoyarnos entre las mujeres, que en muchos casos entramos en competencia entre nosotras. Está demostrado que mejora la productividad en las empresas cuando la relación entre mujeres es buena.
  5. Liderar de manera democrática, dialogando, escuchando, delegando en los equipos con confianza.
  6. Tenemos que saber que nuestros enemigos no son las mujeres ni los hombres. No hemos de ver el sexo, sino la capacidad.
  7. En una empresa no hemos de ver más que la competencia para la que estamos preparados, no si mi rival es hombre o mujer. Y apoyarnos entre nosotros.

No debemos olvidar que para algo hemos inventado el hermoso término “sororidad”, una palabra latina que nos habla de la hermandad entre mujeres. Nuestra forma de liderar va contra el individualismo y la desigualdad. Nuestro futuro, y por tanto el de la humanidad, está en cooperar y ser solidarias entre nosotras. Juntas sumamos.

Trabajar en casa con niños

Al igual que muchos padres, tal vez sueñes con trabajar en casa. Eso resolverá todos tus problemas, pues ya no habrá más embotellamientos del tráfico ni prisas locas para ir a la guardería. Además eres tú quien dispone su horario cada día. ¿Existe algo más cómodo?

Para el 7% de los padres que habitualmente trabaja en el hogar y el 14% adicional que lo hace en forma ocasional, trabajar en casa es una buena opción cuando se trata de ejercer una profesión y criar niños pequeños. Sin embargo, necesita formas de pensar nuevas y diferentes. ¿De verdad podré tener esa conferencia telefónica a la hora de la siesta? ¿Cómo elegir entre el montón de trabajo y el montón de ropa para lavar cuando los niños están finalmente en la cama? ¿Y cómo doy primera prioridad tanto a mis hijos como a mi trabajo?

Aunque trabajar en casa puede ser cómodo y flexible, presenta desafíos exclusivos y requiere soluciones exclusivas.

A continuación se ofrecen algunas de las formas en que los padres que trabajan en casa han manejado con éxito tanto el trabajo como la vida familiar.

Planifica quién va a cuidar a los niños mientras tú trabajas.

Aunque sólo cuentes con ayuda durante algunas horas cada día, estarás mucho menos tensa si no intentas acomodar tus llamadas y reuniones para los momentos en que tus hijos duermen la siesta o ven la televisión. Tus niños y tus colegas estarán más satisfechos si cuentan con toda tu atención y tú estarás menos tensa si verdaderamente tienes la oportunidad de concentrarte.

Establece el hábito de “ir al trabajo”.

Aun cuando tu “oficina” esté en la habitación de al lado, vestirse e ir a un lugar a trabajar te ayudará a adoptar esa disposición de ánimo. Cualquier cosa que te ayude a cambiar de funciones puede ser efectiva, ya sea dar una corta caminata antes de entrar al despacho o bien prepararte una taza de té o café y abrir tu correo electrónico a una hora dada. Estas estrategias no sólo te ayudarán a pasar de la vida personal a la profesional, sino que también contribuirán a que tu familia tenga claro cuando estás trabajando.
Crea tu propio espacio de trabajo.

Podría ser difícil para tu familia comprender que estás trabajando y que no se te debe interrumpir, especialmente si tu “oficina” es la mesa de la cocina. El tener tu propio espacio (que idealmente debería tener una puerta o división que puedas cerrar), ayuda a que todos sepan cuando estás trabajando.

Define un horario que sea sólo para trabajar.

Aunque unos pocos afortunados pueden hacer conferencias telefónicas, plantar macetas, y clasificar la ropa para el lavado al mismo tiempo, este tipo de tareas múltiples genera muchas tensiones para la mayoría de nosotros.

Además, controlar a un preescolar activo puede producir un ruido de fondo impredecible y que distrae la atención cuando estás hablando por teléfono con tu jefe o con un cliente. Reserva un tiempo que sea sólo para trabajar, sin distracciones, de día o de noche. Tu jefe y tus colegas te agradecerán poder saber cuando pueden estar seguros de que estás disponible. Además, si respetas el tiempo que dedicas a tu trabajo, también lo hará tu familia.

Crea un tiempo que sea exclusivamente para tus hijos.

El hecho de que tengas horas de trabajo específicas no significa que tengas que hacer caso omiso de tus niños durante el día. Fijar un horario que te permita hacer pausas y almorzar con tus hijos puede aumentar tu creatividad y el que los pequeños sepan que dispondrán de tiempo contigo contribuirá a que sean pacientes cuando necesites trabajar.

Cuando tu hijo esté enfermo, tómate un día de permiso de baja por enfermedad.

Un niño que está enfermo generalmente quiere y necesita atención. Si no puedes tomarte el día entero libre, tómate un tiempo de inactividad adicional.

Aléjate de tu trabajo cuando hayas terminado.

Aunque tal vez sea difícil resistirse a revisar tus faxes o buzón de voz cuando escuchas el teléfono durante horas que no son de trabajo, te volverás loca si no lo haces. Desconecta tu teléfono cuando te alejes de tu escritorio.

Sé flexible y no pierdas el sentido del humor.

La vida está llena de cambios y nada es predecible. Piensa que la vida es como el jazz: se siguen los cambios de tono y el resto es improvisación. Trabajar en casa no es una panacea, pero cuando logras reírte de las situaciones difíciles e idear soluciones para enfrentar los desafíos diarios, esto puede ofrecer un excelente conjunto de opciones para familias que trabajan y que tienen hijos pequeños.
Nina Sazer O´Donnell, M.Ed., es Vicepresidenta y Directora del Community-Life Team en el Families and Work Institute. Trabaja en nombre de la Early Childhood Public Engagement Campaign, una campaña del Families and Work Institute destinada a hacer al público más consciente de los tres primeros años de vida de los niños.

* Artículo realizado por la Dra. Nina Sazer O´Donnell (Vicepresidenta, Families and Work Institute).

Cómo lograr sobrevivir y emprender siendo mamá

por: Katia de Rivero

Aquí estás, sentada a la orilla de tu cama, mirando a la “bolita de carne” que finalmente se ha quedado plácidamente dormida en su cuna.

Escuchas tu respiración y te das cuenta de que por primera vez en el día puedes ser consciente de ella. Una lágrima rueda por tu mejilla. Te imaginas los siguientes días, meses, años de tu vida entre pañales, mamilas y conversaciones guturales y aunque verdaderamente amas a ese pequeño bebé y has elegido deliberadamente estar presente para él, te preguntas: ¿Es todo? ¿Podré? ¿Seré capaz?

En medio de las propias dudas que emergen en ti acerca de la maternidad, es posible que también requieras contribuir al sostén de tu familia o que no quieras quedarte en un papel social único: el de madre. Y es tanto el peso de esta nueva experiencia que piensas que no es posible además trabajar, por supuesto, mucho menos emprender.

¿Cómo lograr sobrevivir y emprender?

Quizá en este momento estés pensando que solo las “supermujeres” logran sobrevivir y emprender. Todas las que lo hemos hecho, me parece, hemos pasado por momentos de duda, de mucho temor, de incertidumbre, de no saber cómo, de sentirnos perdidas y de creer que no seremos capaces.

El 87% de las personas considera el miedo al fracaso como el mayor obstáculo que les impide animarse a emprender un negocio, señala el Reporte Global de Emprendedores 2015, conocido como AGER por sus siglas en inglés.

Así que lo interesante no es si tienes miedo, lo interesante es que harás con tu miedo. ¿Dejarás que te paralice o lo transformarás en fuerza de emprendimiento? Si eliges la segunda alternativa te acompañaremos paso a paso para lograrlo.

Seamos realistas

Si bien está increíble soñar con una corporación transnacional, sería importante comenzar por el primer paso. Y te compartimos algunos consejos para que comiences a reflexionar acerca de ello.

1. La edad de tu hijo

Es completamente diferente la actividad que puedes hacer si tienes un bebé recién nacido a quien has decidido amamantar a que si tienes un crío de cuatro años que está listo para pasar algunas horas en la guardería.

Te puedo asegurar que los hijos crecen. Y a ser sincera mucho, mucho más rápido de lo que nos parece que sucede cuando se vomitan encima de nosotras, o “meten el dedo al pastel que teníamos que entregar en una hora”. Así que es importante que consideres realmente en qué momento de la crianza estás y que tiempo puedes dedicar al emprendimiento. Atender “dos bebés”, uno de carne y hueso y otro de productos y ventas, puede invitar a cualquiera a sentirme altamente incapaz.

2. Sé amable contigo misma

Emprender cuando se es mamá requiere de tener una buena construcción de sí misma. Si te cuestionas fácilmente, si eres crítica contigo, sería muy importante que primero consideres “amigarte contigo”. Puedo asegurarte de que te toparás con muchos momentos críticos: tu hijo se enfermó, la escuela pidió un trabajo de última hora, “el angelito” se fue de bruces y se rompió una mano y hay que llevarlo al hospital y tener cuidados especiales con él mientras tienes una entrega importante. La vida te sorprenderá en la cantidad de alternativas que pueden presentarse y si además de todos estos imponderables te tratas duramente solo harás que sea más complejo. Sé amable contigo misma. Ante situaciones críticas pregúntate qué necesito y atiéndelo.

3. Red de soporte

No conozco ninguna mujer/mamá que haya podido emprender exitosamente -creo que no conozco ningún ser humano, pero concentrémonos en las mujeres mamás- sin una de red soporte. Así que, si estás enojada con tu madre, es un buen momento para amistarte con ella y redescubrir desde la adultez otro tipo de relación. Tu madre está verdaderamente “loca de atar” y crees que lo anterior es imposible, pregúntate con quién cuentas: amigas, vecinas, mamás del colegio, por supuesto papá, hermanos, todos cuentan. Hazles saber tus sueños, identifica que necesitarías de ellos y cuando, comunícaselos con claridad, pregúntales si están dispuestos y si alguno dice no, no te atores, déjalo pasar y buscar al siguiente. Cuanto más sólida, cercana y clara sea tu red de soporte mayores serán tus posibilidades de sobrevivir y emprender con éxito.

4. Claridad de futuro

Es muy importante que identifiques que quieres que sea un buen resultado de este emprendimiento. La mayor parte de los emprendedores fracasa, las estadísticas hablan del 80% en el primer año, en mi experiencia porque no tienen claridad de futuro. Date unos momentos para mirar tu futuro, imagina que ya estás ahí ¿cómo es? ¿qué personas te acompañan? ¿cómo organizas tu tiempo? ¿quién cuida de tu hijo (a)? ¿por cuánto tiempo? ¿qué sucede si eres exitosa? ¿qué hace siéndolo? Date permiso de soñar y clarificar, y preguntarte que realmente quieres para ti.

Y con estas bases estaremos listas para darles forma a nuestros sueños. En este espacio será un gusto acompañarte en las diversas etapas y procesos de emprender siendo mamá.

Texto de: entrepreneur.com

10 TIPS PARA EMPEZAR EL 2019 CON TODO

Por: Iranela Sánchez (Supermamás)

Haber Super Mamá, estoy segura que tienes un montón de proyectos para los próximos meses y tu mayor ilusión es cumplirlos todos. Pero para ello no basta con esforzarte en cumplir rituales como comer las 12 uvas a medianoche, usar prendas rojas o poner monedas en tus zapatos el día de Noche Buena. Tienes que poner un poco más de tu parte para conseguir que tus objetivos sean una realidad.

Lograr los objetivos que nos marcamos a principios de año y saber cómo conseguirlos no es una tarea sencilla. A veces se nos escapan los días sin que haya manera de cumplir con todo aquello que teníamos en mente. Muchas veces no llegamos a cumplir nuestros objetivos por falta de motivación o por nuestro orden de prioridades.

Lo importante para este 2019 que va a comenzar es que comiences a pensar algo más en ti y cumplas con aquello que puede ir haciéndote algo más feliz. Te damos algunos consejos para saber cómo empezar el año con buen pie.

  1. Haz un balance del año que terminó y anota todas las cosas que sí lograsteEs importante que reconozcas tus logros, es básico para fortalecer tu autoestima, confianza y motivación para seguir mejorando. Piensa qué cosas hiciste diferente, a qué gente conociste, qué aprendiste, etc.
  2. Elabora una lista de las cosas que quieres alcanzar en el 2019. Ten metas para cada una de las áreas de tu vida no importa que no vayas a cumplirlas todas el próximo año. Piensa qué quieres en el tema profesional, financiero, amistades, trabajo, físico, espiritual. Una vez que tengas la lista, piensa lo siguiente: “si solo tuviera un año de vida ¿que sería lo más importante?” y entonces quédate con 5 propósitos como máximo.
  3. efine tu estrategia para definir tu “cómo”. De la lista de tus 5 metas anuales, escribe en una columna a la derecha el hábito relacionado para cumplir ese propósito. Por ejemplo: si tu meta es bajar de peso o tener mejor condición física, para contestar tu “cómo”, deberás adquirir un hábito nuevo que será: hacer más ejercicio, y más concretamente: media hora de correr, bicicleta, etc., y no comer ciertos alimentos.
  4. Define tus principales “porqués”. Para mantener tu motivación en tus metas, es necesario que de la lista 5 metas y hábitos, definas tu “porqué” para cada una. Lo siguiente que harás, es hacer una tercera columna, donde anotarás el beneficio que está detrás de tus metas. Por ejemplo, si quieres aprender un nuevo idioma, pregúntate ¿para qué? para conseguir un ascenso en tu trabajo, para poder conversar con alguien, etc. Encuentra un “para qué” poderoso, y todo lo demás será más fácil. 
  5. Renueva tus cosas y haz limpieza general de tu casa y lugar de trabajo. Revisa las cosas que no utilizaste en un año, y decide que harás con ellas. Por ejemplo, es posible que tengas ropa que no usaste, algún aparato, juguetes, libros, etc. El beneficio mental de desprenderte de las cosas es que deja un espacio en tu mente para recibir cosas nuevas. En esta época de consumismo voraz, el sistema quiere convencerte de que sólo serás feliz comprando y acumulando cosas, cuando está demostrado científicamente que la felicidad que proporcionan las cosas es efímera.
  6. Renueva tus relaciones.Pregúntate lo siguiente, si tuvieras un problema serio económico o legal, ¿con cuántos amigos contarías para poder pedirles ayuda? Se dice que la calidad de vida está en función de la calidad de tus relaciones humanas. Para tener salud mental y física, existe la necesidad innata de conectarse con los demás. Así que escribe qué podrías hacer para incrementar tu capital social. Recuerda lo que la psicología positiva enseña: los demás importan.
  7. Renueva tu espiritualidad. Si crees en Dios, pregúntate ¿cómo es tu relación con ÉL? Desde la visión humanista de la persona, todos estamos destinados a trascender. Nuestros días en este mundo están contados, nadie es eterno, nada de lo que tienes (cosas, amigos, familia, etc.) te vas a llevar cuando dejes este mundo. Estarás solo tú ante Dios y lo único que contará son tus buenas obras y el amor que tuviste a Dios a través de tus semejantes. ¿Cuánto bien has hecho sin esperar nada a cambio?
  8. Sanea tus finanzas. Tu relación con el dinero es importante, ya que esta relación es emocional. Es importante que tengas tus finanzas sanas para que tu emoción sea también sana. Si tienes deudas, o no te alcanza el dinero, anota lo que deberás hacer extra o lo que deberás ahorrar o dejar de comprar, para poder vivir sin esta carga emocional. Si el dinero es un tema que te estresa pregúntate, ¿Qué has hecho diferente para lograr tus objetivos económicos?Si no puedes idear nuevas formas de aumentar tu ingreso, piensa en todo aquello que gastas sin pensar y haz la suma de lo que representa. Por ejemplo: si consumes café caro todos los días o si fumas, puedes hacer la suma de lo que te ahorrarías si dejaras de comprar esos “antojitos” y verás que tienes dinero para poder apagar tu deuda.
  9. Lee más en este año. Recuerda que: si lees poco, serás como muchos; si lees mucho, serás como pocos. Haz una lista de los libros que te pueden servir para lograr tus objetivos, para ser mejor persona, para progresar en tu trabajo, para ganar más dinero. La llave secreta para convertirte en tu mejor versión está en el hábito de la lectura.
  10. Cuida tu cuerpo más que el año pasado. El cuerpo y tu salud es un instrumento para que logres trascender con tus metas y proyectos. Si no tienes salud, todo se vuelve más complicado. Recuerda que Dios perdona, tu esposa (o) te puede perdonar, los amigos te pueden perdonar, pero la naturaleza NUNCA PERDONA. Todo lo que hagas en contra de tu cuerpo, (fumar, beber en exceso, adicciones, falta de ejercicio, mala alimentación, etc.) te cobrará la factura en algún momento del futuro.
  11. Ya lo sabes mi querida Super Mamá, espero que estos consejos te sean de utilidad estas 10 ideas.

    ¿Tienes alguna idea adicional para iniciar bien el año? ¡Compártelas

12 Hábitos de mujeres éxitosas

POR 

¿Será que nuestros hábitos hacen la diferencia? ¿Será que hay determinadas características que son comunes entre las mujeres exitosas? Yo creo que sí, definitivamente hay hábitos que marcan la diferencia entre las mujeres exitosas y las que no lo son, e incluso entre quienes les gustaría llegar a serlo.

Enlistamos algunos de estos hábitos que son comunes entre mujeres que han modificado su realidad y han obtenido resultados satisfactorios. Estos son los 12 hábitos que deberías tener o perseguir para llegar a la cima del éxito.

1. Pon ¡manos a la obra!

Mujer en el trabajo.

Lo más complicado siempre es empezar, lo demás llega por añadidura. Un profesor de psicología de la Universidad de Florida, Roy Baumeister, dice que la fuerza de voluntad es como un músculo que se va cansando en el día a día, por lo que debes dedicar las primeras horas de la mañana a tus prioridades.

Lo ideal pues a la hora de empezar un proyecto es hacerlo ahora mismo, ya que postergarlo sólo complica las cosas y las vuelve más lejanas.

2. Define cuál es el camino que quieres seguir

Chica en un concierto.

Hacer lo que otros quieren que hagas puede tomar un rumbo sin fin y es imposible dar gusto a todos, sin embargo, si te concentras en ti y en las cosas que te gustan es posible que sientas empatía natural con las personas correctas. Esforzarse por quedar bien todo el tiempo sólo acabaría con tu energía.

La mejor manera de brillar es siendo auténtica, aún cuando actúas por convicción y basada en tu instinto. Así, encontrarás personas que se identifiquen contigo, te sigan y guíen al éxito.

3. Busca una espacio para estar contigo misma

Actriz dándose un baño.

A veces podemos llegar a pensar que entre todas las ocupaciones y actividades del día no alcanza el tiempo ni para una misma, pero de acuerdo con la autora del libro Lo que la gente exitosa hace antes del desayuno, Laura Vanderkam, es necesario dedicar por lo menos una hora del día a hacer algo que te apasione porque eso te dará inspiración para la vida.

En la agenda, debes dejar siempre un espacio para la meditación o para hacer algo que te guste. Recuerda, ¡eres tan importante como cualquier reunión, cita o compromiso!

4. Pasa tiempo con tu familia

Resultado de imagen para FAMILY GIF

La mayor parte del tiempo nos olvidamos de las cosas que verdaderamente importan en la vida, pero en los momentos de turbulencia te das cuenta que las únicas personas que siempre estarán ahí para ti, son tu familia.

Según un estudio hecho por la Universidad de Columbia, las comidas con tu pareja, hijos, mamá o todos juntos, tienen un efecto positivo en tu confianza. Además de mejorar tu salud y estado de ánimo (y estar menos tentado a beber o a fumar), te sientes respaldado para cumplir con tus sueños.

5. Despégate de la oficina

Rana escribiendo a máquina.

Pasar demasiado tiempo metida en la oficina no te permite ver claramente tus objetivos. De acuerdo con la diseñadora Lauren Conrad, no tienes que estar pegada a un escritorio 24/7 para ser exitosa. “Hablar con otra gente en tus horas de trabajo te motiva y te ayuda a establecer conexiones con tus colegas”.

En otras palabras, no te sientas mal por salir por un café o tomar una semana de vacaciones, por el contrario, ese tiempo te dará la energía para hacer cualquiera que sea tu actividad principal, con mayor entusiasmo.

6. Practica la humildad

Chica humilde.

No hay nada como estar con una persona que conoce la vulnerabilidad de la existencia, del poder y de las cuestiones materiales. Además si consideras que la mayor parte del éxito depende siempre de las relaciones sociales, entenderás porqué Hillary Clinton asegura que no es malo mantener un bajo perfil los primeros años de tu carrera: “de hecho, yo escuchaba mucho más de lo que hablaba en mis primeras reuniones”.

Debes de entender que tienes mucho qué aprender y asentarte en tu posición antes de mover las olas te asegura un lugar con buenas bases, “pero al mismo tiempo no temas presentarte, sobre todo en público. Esto lleva práctica, así que hazlo enfrente de tus amigos”.

7. Define qué es lo que quieres en la vida

Actriz en señal de emoción.

Lo que para una mujer significa tener éxito puede no serlo para otra. De nada sirve compararte con la vecina o la colega del trabajo porque quizá el concepto que tienes de éxito sea muy diferente al de ellas.

¿Qué quieres para ti? No tienes que ser un ángel de Victoria’s Secret para considerarte triunfadora, ni CEO de tu propia empresa. ¿Escritora? ¿Mamá? ¿Ecologista? Piénsalo y ve tras ello cada día.

8. Aléjate de las malas amistades

Chica cruel en película.

Ser una chica cruel sólo te alejará de posibles amistades. La guionista de Juno, Diablo Cody, insiste que parte de su éxito en la gran pantalla se debe a que siempre tuvo un séquito de buenas amigas que la ayudaban a emocionarse por los pequeños detalles de la vida, divertirse y confiar en su trabajo, aún cuando no llegaba su gran oportunidad. Es muy importante rodearte de gente positiva y nutrir esas buenas amistades.

9. No pierdas tu tiempo

Actriz distrayendo a otra.

Puede ser que suene trillado el clásico “el tiempo es oro”, pero lograr objetivos siempre lleva de la mano ciertos sacrificios. Según el autor de ¿Estás completamente cargado?, Tom Rath, solamente 11% de las personas cree que no tiene mucha energía cada día, a pesar de ejercitarse y dormir y comer bien. Esto se debe a que la desperdician.

La hora que pasas en Facebook, los correos de rebajas que revisas aunque no puedas comprar, pensar en tu ex, el grupo de Whatsapp que detestas y no deja de sonar… todo eso cuenta. Pon una alarma en tu celular cada tres horas y analiza qué estás haciendo en ese momento. Hazlo durante una semana y te darás cuenta en qué gastas regularmente tu energía.

10. Persevera en todo

Entrenadora motivando a un equipo.

El que persevera alcanza y muchas mujeres de éxito, por no decir que todas, han tenido que intentar más de una vez para llegar hasta donde están. J.K. Rowling estaba convencida de que todo lo que había hecho en la vida era un fracaso.

Más tarde, cuando finalmente Harry Potter fue publicado (lo habían rechazado 12 editoriales), se percató de que si hubiera tenido “éxito” en cualquiera de sus mil trabajos anteriores, quizá no hubiera seguido escribiendo. “Son nuestras decisiones las que demuestran quiénes somos, más que nuestras habilidades”. Entonces, debes de intentar hasta el infinito antes de rendirte con tu sueño.

11. Lee noticias

Joven leyendo en un tren.

Siempre es importante estar informado de lo que sucede en el mundo, nunca se sabe cuál será el tema de conversación en una reunión y tener conocimiento de lo que sucede a tu alrededor podría abrirte una puerta hacia el trabajo de tus sueños o ayudarte a conocer personas interesantes. Ya sea en la radio, en el iPad o en la computadora, siempre habrá una herramienta a tu alcance para mantenerte informado.

12. Agradece a la vida por las cosas que tienes

Mujer agradeciendo con una reverencia.

Agradecer por las cosas que tienes, hasta aquellas que parecen más simples, te permite reflexionar sobre las cosas positivas en tu vida y desechar las negativas. Pero sin duda lo más importante se encuentra en considerar la posibilidad de lograr las que aún no ocurren.

Toma cinco minutos antes de dormir o al despertar para pensar en la gente que quieres y en lo que te gusta de tu vida. Oprah dice que al decir “gracias” desde al mesero hasta tu jefe, y en general al Universo, te abres la puerta a recibir consejos útiles e inspiración para tus metas. Entre más lo hagas, más feliz y exitosa serás.

Nuestra participación en el FORO LID III

por: Grupo Lila

Este es el tercer año consecutivo que se realiza el Foro LID en el Ecuador; un encuentro organizado por Mujeres por Ecuador. Es un espacio de aprendizaje, conversación y debate sobre el Liderazgo, Inclusión y Desarrollo de las mujeres en el país.

Este año, como Grupo Lila, tuvimos el honor de participar guiando un workshop sobre nuestro Barómetro Lila, una herramienta que nos permite realizar un diagnóstico express para medir los índices de flexibilidad laboral y conciliación familiar en las empresas. Con el puntaje obtenido, identificamos en qué es lo que se tiene que trabajar para mejorar la implementación de estas medidas.

Pero ¿qué es la conciliación?

Según la Fundación Más Familia, entidad que promueve la certificación EFR (Empresas Familiarmente Responsables) en el mundo, la define como: un conjunto de actuaciones relacionadas con el fomento y el apoyo para el equilibrio de la vida personal, familiar y laboral de los ciudadanos, sin que influya en la eficiencia y productividad de la empresa.

La conciliación es un eje transversal que se lo debe manejar y gestionar internamente desde las empresas para que tenga sus resultados en la misma empresa y en la sociedad.

A más de ofrecer beneficios que ofrezcan un crecimiento profesional a los empleados, bienestar, igualdad de oportunidades, etc; para contribuir con la conciliación se debe trabajar en medidas que aporten a la flexibilidad temporal y espacial. Es una tendencia mundial que incrementa la productividad de una empresa, en promedio, un 35%, aparte de generar ahorro en muchos indicadores  económicos y de motivación de la compañía.

La implementación de modalidades flexibles de trabajo ya está dando resultados en países latinos como Colombia y tenemos casos con clientes locales en Ecuador. En Colombia, ha aumentado un 23% la productividad de empresas que practican el teletrabajo y se redujo la rotación de personal en un 25%. Mientras que en Ecuador, en un piloto realizado en el Ministerio del Trabajo, demostró que el aumento de la productividad llevó al cumplimiento de los objetivos en un 99% y 69% de los que participaron en el piloto tienen menos estrés.

Para terminar, nada más queremos darles un ejemplo de uno de nuestros clientes. Lo que empezó con un barómetro LILA llevó a una empresa a generar cambios grandes y sobre todo ahorros importantes. Con 40 empleados teletrabajando y con flexibilidad horaria, en un año de implementación de medidas flexibles ahorra casi $200.000 y el implementar el plan le costó únicamente $25,000.

¿Con esto, que esperas para realizar este diagnóstico express de conciliación en tu empresa ? Mejora su productividad y aumenta el salario emocional de los colaboradores

Cómo retomar tu carrera después de una pausa prolongada

Por: Silvia Chauvin
Resultado de imagen para new working mom

Han pasado algunos años desde que dejaste el mercado laboral, si ahora estás pensando en retomar tu carrera, te comentamos algunas estrategias que te ayudarán a conseguirlo. Cuando se trata de hacer una pausa por motivos externos en la carrera, las mujeres encabezamos la lista. Ya se trate de la maternidad, tarea en la que no podemos ser reemplazadas al menos en la parte crucial de la misma, del cuidado de padres ancianos, de problemas médicos de un familiar, las mujeres todavía seguimos haciéndonos cargo casi exclusivamente de esos asuntos, de ahí que el desarrollo de nuestra carrera es la que sufre.

Independientemente de los motivos de esa pausa, retomar la carrera puede ser una perspectiva desalentadora y no exenta de temores. Según CNN Expansión más del 40% de las mujeres hacen alguna pausa en sus carreras para cuidar de sus familias, por lo que retomar esa carrera puede ser una perspectiva desalentadora. Y tratar de recuperar la jerarquía en la misma, sobre todo si la pausa fue prolongada, puede ser mucho más difícil que encarar una nueva búsqueda. Y cuanto más larga la pausa laboral, mayor es el sentimiento de desconexión que se experimenta. Sin embargo esos obstáculos son temporales y pueden ser superados si empleas bien el tiempo.

Tips Para Retomar Tu Carrera Laboral Apuntalar la confianza
Según Kate James de TotalBalance:

“TRABAJAR LA CONFIANZA ES TAN IMPORTANTE COMO TRABAJAR EN EL CV”

Una pausa laboral también puede ser una bendición si nos permite repensar nuestra carrera; si nos permite evaluar (quizás por primera vez) si estamos en el camino correcto, si deseamos hacer una corrección o un cambio radical. Este es el momento indicado para pensar seriamente en nuestra carrera y replantear objetivos.

Las personas que se mantienen alejada del mercado laboral sobre todo por causas ajenas al mismo y particularmente las mujeres, suelen perder la confianza en sus habilidades profesionalesRecuperar la confianza es vital, cosa que puedes hacer sola o, mejor aún, acompañada por un coach de carrera.

Mantener las habilidades y ampliarlas

Sentirte obsoleta después de la pausa laboral no te va a ayudar para nada. Ninguna disciplina aguanta una pausa prolongada sin actualizaciones. Nuestro mundo es muy competitivo y la tasa de obsolescencia es muy pero muy alta. Insisto, ninguna práctica profesional o comercial se mantiene igual durante un período de tiempo, período que es cada vez más corto.

Entonces mantenerte al día en las prácticas profesionales correspondientes no es una opción, es una obligación. Para ello hoy tienes cada vez más opciones, inclusive sin salir de casa: una enorme cantidad de cursos online de todas las disciplinas, muchos de los cuales son gratuitos y ofrecidos por las más prestigiosas universidades del mundo.

mujer-ejecutivaDependiendo de tu disciplina, existen además plataformas web que ofrecen cursos de formación por una cuota mensual muy razonable que te permite tomar todos los cursos que desees. Otras plataformas cobran por curso.

Por ejemplo yo tengo una cuenta en Lynda.com donde me mantengo actualizada en todo lo que se refiere a programas de gráfica, web, fotografía, arquitectura y GIS.

Networking
¿Que pasó con todos esos colegas con los que prometiste mantenerte conectada? La idea es mantenerte informada de lo que sucede en tu campo de acción.

Si te mantienes en contacto, a la hora de volver no serás una extraña, por otro lado mantener los lazos y participar activamente en las redes sociales pertinentes, te permitirán demostrar que aunque te hayas tomado un receso, no estás definitivamente retirada de la actividad y te mantienes activa.
Las redes sociales, especialmente LinkedIn, te pueden además resultar de suma utilidad para investigar posibles empleadores.

Cubrir el hueco en tu CV
Dependiendo de cuan largo haya sido el receso, hay un hueco en tu curriculum que hay que cubrir de alguna manera. Algunas personas no se mantuvieron completamente alejadas de la actividad, sino que realizaron trabajos independientes, consultorías, trabajos voluntarios relacionados con tu área de expertise, etc.

Entonces una buena forma de cubrir el hueco es pretender que no existió. En la entrevista laboral puedes expandirte en el desarrollo de tu carrera, en tu experiencia laboral como si fuera ayer, sobre todo si has estado haciendo algunos trabajitos por cuenta propia o capacitándote activamente.

Pero si aun así te sientes insegura de poder retomar el ritmo de acción, una pasantía es una posibilidad que te ayudará a sumergirte nuevamente en la actividad sin todas las responsabilidades de aquella.

Así a la hora de una entrevista siempre puedes sacar a relucir tus cursos de actualización y que ya has realizado una pasantía que te permitió entrar en ritmo nuevamente.

Texto de: www.mujeresdeempresa.com

Cómo ser mamá, profesional, esposa, mujer y ser feliz en el proceso

Por: ERIKA ROSAS GREENAWALT

Image result for mama profesional

Esta es el sueño y la realidad de cualquier mujer con una vida profesional, familia y con sus propias metas personales. Siempre he sido una fiel defensora del pensamiento de que todo lo que quieras hacer, lo puedes lograr. Sin embargo, cuando me mudé a Estados Unidos y comencé mi trabajo corporativo, también comencé a dudar de que todo esto podía ser cierto. Mis viajes de trabajo, horas de oficina, todas las responsabilidades de la casa, ser mamá, esposa, todo al mismo tiempo; me llevaron, sin darme cuenta, a aumentar casi 9 libras en 8 meses, el cansancio y los desordenes en los horarios de comida, eran la norma en mi día a día. Mi estilo de vida era un desastre y por supuesto mi efectividad ya no era la misma. Cuando comencé a ver mis fotos en los eventos del trabajo de aquellos días, me di cuenta que las libras que había aumentado eran evidentes, así que decidí hacer un alto a aquella locura y hacer pequeñas modificaciones.

“Nadie puede dar lo que no tiene”

Esta es una de las frases del famoso experto en liderazgo “John Maxwell”. Para mi es una de las más sabias. No podemos ser efectivas y cuidar de otros, sino cuidamos de nosotras mismas primero. Hace unos meses lo experimenté. Me desperté una mañana y al querer pararme de la cama una contractura muscular en la parte media de la espalda me dejó sin aire! Así pasé todo el fin de semana, casi sin poder moverme. El estrés y el poco descanso me dejaron fuera de juego. Este es uno de los errores más comunes que cometemos las mujeres. Primero están nuestros hijos, esposos, hogar, trabajo y después si en algún momento queda tiempo no lo dedicamos a nosotras. ¿Adivina qué? Ese momento nunca llega! No hay tiempo para nosotras, el resultado: desgaste, frustración, cansancio, aumento de peso, fallas e infelicidad. Amiga, dale valor a tu tiempo, a tu propio espacio. Valórate tanto como para que sea imperativo que unos momentos al día los dediques a ti misma. Cuídate, mímate, mantente activa, relájate, haz lo que te gusta y lo que te hace sentir satisfecha contigo misma. Sólo de esta forma estarás lista para afrontar cada día el reto de tus múltiples roles. Media hora diaria es suficiente, levántate más temprano si en necesario. Yo me levanto todos los días mas temprano de las 6:00 a.m. y ese ratico antes de que todo el mundo se levante, es para mí. Busca tu el tuyo, para cada quien funciona un horario distinto

Ten tus metas y sueños claros

Lo que destaca a las personas de éxito de las que no lo tienen, es la claridad en las metas. Para nosotras las mujeres de múltiples roles, es aún más importante tener nuestro camino claro, y esto aplica para todos los aspectos de nuestra vida. Tener claro que queremos lograr como madres, esposas, profesionales y como mujeres nos dará una guía para trazar nuestro plan. Una meta por aspecto, es más que suficiente. Quizá para amuchas de nosotras no sea tan fácil fijar metas, queremos hacer muchas cosas, yo soy una de esas personas, pero no confundas actividades con metas. Una meta, describe el resultado que quieres obtener al final del camino y, van ligadas directamente a tu propósito en la vida. Sé lo más específica posible. Escríbelas y tenlas contigo siempre, estas metas te mantendrán inspirada, motivada y enfocada.

Traza el camino y ponte en acción

Deseo sin acciones, son solo ilusion. Y las acciones sin plan son sólo tareas. Fíjate un plan para lograr tus metas, así como un GPS te lleva a la dirección que quieres llegar, un plan te lleva directo a tus resultados y a tus metas. Un plan te ayuda a organizar tus acciones. Una de mis metas es ofrecerle una alimentación más saludable a mi familia, eso implica cocinar más en casa. Mi tiempo es limitado, mi trabajo y mis múltiples metas no me permiten tomarme toda una mañana para cocinar, así que trato de planificar el domingo en la noche la cocina de la semana. Preparo los platos grandes y los dejo listo en la nevera, cada día se lo que voy a cocinar, le agrego los ingredientes y listo! En 10 minuto tengo mis comidas listas. Esa es la clave, tener mi plan de alimentación semanal y accionar para lograrlo. Trabaja todos los días con una lista de prioridades y síguela paso a paso, verás como ir tachando cosas de esa lista de prioridades te dará una sensación de logro y te mantendrás motivada.

Mi vida y mi rutina no son perfectas, aún sigo aprendiendo a organizarme y a no perder el “track”, pero lo más importante es que he aprendido a disfrutar del proceso en el que yo elegí estar. Esta es una conversación que no termina. Sé que muchas de ustedes como yo, tienen estos mismo deseos, metas e inquietudes. Compartamos juntas estas experiencia y aprendizajes, te invito a que dejes aquí tus comentarios.

Texto de: soymaratonista.com

Artículo Líderes · Las dificultades para la reinserción laboral

Gracias a la Revista Líderes por este espacio para hablar de esta problemática que afecta a tantas madres. 


Por: REDACCIÓN QUITO (I) – redacción@revistalideres.ec

Trabajo  A la hora de reintegrarse a sus trabajos, las madres suelen encontrar ciertas barreras como poca flexibilidad laboral para atender a sus hijos.


En el Ecuador, el 32% de las mujeres son madres y un 15% son jefas de hogar, de acuerdo con datos del estudio Promoviendo la inserción de las mujeres en el mundo laboral, elaborado por Ipsos y Grupo Lila.

Una realidad que no siempre va de la mano con el hecho de ser también mujeres profesionales, puesto que el retorno al campo laboral puede resultar complejo.

El Código del Trabajo estipula en su artículo 152 que las mujeres tienen derecho a una licencia, por el nacimiento de su hijo, con remuneración de 12 semanas.  En los próximos nueve meses, según el art. 155 deben cumplir una jornada laboral de seis horas diarias, por el período de lactancia.

Luego de terminada la licencia obligatoria de tres meses, las madres pueden solicitar la licencia o permiso, sin remuneración, para el cuidado de los hijos por hasta nueves meses adicionales.

Para Gabriel Recalde, director académico del Centro de la Política Laboral, hace falta mayor cultura laboral para que el ejercicio de estos derechos por parte de las trabajadoras mujeres sea pleno.  Explica que en grandes compañías es màs común que se respeten estos derechos porque hay mayor cultura organizacional.

La reinserción a un trabajo conlleva otro tema para las madres, que no necesariamente es comprendido por las empresas:  es la solicitud de permisos por enfermedad o consultas médicas de sus hijos.

“No hay una gran flexibilidad de parte de las empresas en cuanto a estos temas,  màs bien hemos visto muchas dificultades en entender las condiciones de la ley, màs aún en dar mayor flexibilidad”, reconoce Recalde, quien también es docente de Derecho Laboral y Talento Humano en la Universidad de los Hemisferios.

Lila Working Moms es una bolsa de empleos flexibles para madres en Ecuador, creada por María Cecilia Holguín e Isabel Jácome.  Ellas se dieron cuenta de esta necesidad por sus propias experiencias.  En la red hoy están registradas alrededor de 5.600 mamás y 100 empresas.

Bajo el paraguas de Grupo Lila, ofrecen también asesoría a compañías en modalidades de flexibilidad laboral y están en proceso de desarrollo de una red de servicios de capacitación profesional y actualización para madres.

Jácome considera que las condiciones laborales para las madres están mejorando en el Ecuador, pero a su juicio todavía hay mucho camino por recorrer, especialmente en el reconocimiento al talento femenino materno.

El estudio desarrollado por Grupo Lila e Ipsos comparó las competencias de una “mamá Lila”  (madres registradas en su base de datos, con experiencias en cargos medios y altos, que trabajan de manera remota) frente a las de hombres y mujeres que trabajan en empresa a tiempo completo en cargos medios y altos.

32% de las mujeres en Ecuador son madres según un estudio de inserción laboral de mujeres.

Los resultados arrojaron que las competencias de los tres grupos son similares, pero si existen habilidades vinculadas al hecho de ser madres, como compromiso organizacional, orden y calidad, trabajo en equipo y autocontrol.

“La flexibilidad laboral es muy importante a lo largo de la vida de la familia.  Si la responsabilidad en casa se divide también dentro de las empresas se va a valorar a la mujer y al hombre de la misma manera”, subraya Jácome.

Patricia Fernández, madre de una niña de 1 año y nueve meses, optó por tomar la licencia sin remuneración por nueve meses.  Al retornar, sintió que profesionalmente se había convertido en una persona màs efectiva, que priorizaba mejor sus actividades en función del tiempo.
Además como “planner” de marcas sintió que la condición de madre la enriqueció al brindarle otro punto de vista frente al consumidor.

No obstante, nunca dejó de sentir que el tiempo que dedicaba a su hija era muy poco, por lo que luego de ocho meses decidió renunciar y dedicarse a un emprendimiento de dulces, que fundó con su esposo hace dos años, lo que le permite administrar mejor su tiempo.

La normativa laboral ecuatoriana también ofrece la opción del teletrabajo, que implica trabajar remotamente desde casa con apoyo de la tecnología.  Sin embargo, para la representante de Grupo Lila, esta modalidad no ha tenido suficiente acogida, porque existe escepticismo por parte de las empresas.  Además, considera que hay un vacío que preocupa a las empresas en cuanto a salud y seguridad ocupacional.

Artículo transcrito de la edición de Revista Líderes 
del Lunes 24 de septiembre de 2018.